martes, 28 de agosto de 2007

Hay almas que deambulan




“Un suspiro en la hierba”
(Olga Orozco)


El aire trae nuevas brisas
sobre el verde abandonado
musgo oscuro polen
rasga la tierra escondida
en el fondo de árboles huecos
sedientos del sol
que cae sobre la hierba.
El día se asemeja a la noche
cuando la oscuridad del alma
ahoga los sentidos
enmudece la voz
duele el canto de los pájaros
que abandonan la tarde.
Hay almas que deambulan
detrás de los espejos.

Viviana F. Pelle

3 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

Bello y con cierto misticismo que atrapa.
Un abrazo Gus.

viviana dijo...

gracias por visitar mi blog Gus. Es un honor para mi recibirte.
Viviana Pelle

Poemas con melodía dijo...

Un bello poema, un gusto leerte
Abrazos
Elisabet