viernes, 13 de agosto de 2010

Basta


Un día dijo basta de todo y todo fue como hasta entonces, nada de todo es nada si todo no concluye en nada. Sé, lo hicieron todo por ellos mismos, sé, le durmieron como a la bella durmiente entre despierta y dormida, supo.