miércoles, 4 de agosto de 2010

Reloj


Un reloj es algo muy personal. El tiempo es totalmente algo personal. Un reloj pulsera es algo mucho más personal. Que haya un reloj en una torre altísima en el centro londinense, eso, eso es algo de otro mundo. En retiro hay una copia del tiempo. Todos se van, vuelven, caminan como hormigas, van a trabajar como labriegos y tienen suerte y no tanto. Yo no sé que hago todavía aquí y sé que no todo es cuestión de suerte.